¡Alégrate! Votos de Giorgia y Montse

El día 30 de Agosto fue un día de fiesta para el Instituto de las Esclavas del  Sagrado Corazón de Jesús y también para los Grupos A.C.I. En Valencia, dos jóvenes novicias y monitoras, llenas de alegría, dijeron SI a Jesús, SI a ser Esclava del Sagrado Corazón de Jesús.

«Alégrate» fue el lema escogido para la celebración y que nos acompañó durante todo el fin de semana. Y con la misma alegría… sus familias, sus amigos, sus Hermanas, sus compañeros de Grupos ACI, los Jóvenes del Centro Arrupe…

Durante la vigilia del viernes y la celebración del sábado, compartieron con todos nosotros su alegría de querer ser Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, su alegría de querer ser fieles a Jesús, su alegría por acabar una etapa importante en el noviciado de Valencia y empezar otra etapa en el juniorado en Madrid, su alegría por pertenecer al Instituto, su alegría por dar un gran paso en su fe.

Escuchamos en boca de Montse y Giorgia las mismas palabras que dijo María, la primera Esclava, al ángel Gabriel “He aquí la esclava del Señor” y por ello, toda la Familia ACI nos alegramos por vosotras. Gracias por estos años llenos de alegría, por ser personas de paz y fiesta y por enseñarnos que el camino que habéis escogido de más amar, más servir y más adorar está lleno de alegría. Mucha suerte en vuestra siguiente etapa! ¡Os queremos!

 

IMG_20140831_002102

 


Un monitor de los Grupos A.C.I nos hace llegar estos párrafos sobre los votos de Giorgia y Montse! GRACIAS!!

«Existen personas extraordinarias que dan color a nuestras vidas»; sería la frase perfecta para resumir no sólo este fin de semana sino la huella que Giorgia y Montse están dejando en la vida de cada uno de nosotros.
Este fin de semana ha sido importante para todos nosotros por ello, nos sentíamos orgullosos de ser partícipes en una celebración tan crucial para sus vidas y más orgullosos aún de ver lo que los gestos pueden transmitir en momentos así; apoyo, sonrisas, nervios, miradas y oración, que en conjunto ha hecho algo grande; tantas personas siendo testigos de la fe y de la vocación de dos personas a las que queremos tantísimo.
Agradeciéndoles también que nos hayan brindado la oportunidad de vivirlo con ellas y de emocionarnos en todo momento, porque no importaba de donde viniéramos  cuando todos éramos felices por un mismo motivo.
Ha sido un paso más en el camino que están recorriendo, de sobra saben que estaremos ahí para seguir viendo como avanzan y crecen, haciéndonos crecer a nosotros también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *